Existencia

Bienvenid@ a mi humilde aportación al mundo virtual, sigo intentando ser util en el real, mientras entretanto dedico algo de mi tiempo de vida a compartir mi experiencia con la gente que me importa o que ni siquiera conozco, seas quién seas, espero que te guste y que te aporte algo,                        

Estudio, paro, observo y reflexiono, la gente se queja permanentemente, nadie parece hacer lo que quiere, no me duele lo que no conozco, pero quiero conocer y no quiero parar. El aburrimiento me persigue en cámara lenta como en un sueño, llego al precipicio y me empuja, yo pensaba que eramos amigos…

Repito patrones y caminos, y luego los aborrezco. Esquivo pantallas y muebles, rodeo a gente que grita y que no mira, ni escucha. Mastico las colinas y escupo las playas, desapareceremos sin apenas dejar rastro, apago llamadas y borro correos, camino con prisa en línea recta mientras dibujo el horizonte con mis zapatillas negras alejándome de las aglomeraciones, mientras suenan mensajes entrantes que cortan los solos de guitarra de las canciones, siempre inoportunos, como los semáforos, las mierdas de perro en los parques y el granizo en verano.

Piso acantilados y recorro islas, navego por bares con vistas de espuma, limpio los cristales de gafas de colores por las que no veo y noto el estallido de las partículas solares en mi cara que queman mis piernas. La cara de la luna no me sonríe nunca, lo sé porque no dejo de mirarla, se pone roja. Muerdo manzanas y mandarinas contra el viento, escuchando mis dientes bañarse en frescura y entonces me tiemblan los lóbulos de mis orejas. Estiro los brazos hasta que duelen, y abro la ventana para que entre el frío de la verdad. Dejo la mente en blanco y ya no sé nada, no recuerdo nada, no miro nada, se me olvida respirar pero el corazón late.

Otro lugar común, otra generalización, otra frase vacía, otra mirada ilusionada, otra opinión adaptada, otra idea antigua, somos los mismos pero más torpes, patada y para adelante. Siempre se escurre el pez y se va tranquilo, como si no discerniera la gravedad de estar fuera. Apunto la lista que no seguiré ni quiero seguir, regateo a las verduras y a los congelados, el pasillo de vinos es un mosaico alterado, y creo que me van a insultar en la caja, o que me van a procesar.

No todo es malo, me gusta ver como nieva lentamente sobre los tejados y tocarme el gorro y la bufanda llena de copos que ya no existen, deseo despertar ahora mismo y abrir los ojos, para no dejar de ver nunca cómo caen los primeros copos

August the 6th, 2019

Existencia

A %d blogueros les gusta esto: